La psicología forense es una ciencia experimental que apoya y asesora a los jueces. Se trata de la intersección entre la psicología y el derecho. Ambas ciencias tienen como objeto el estudio de la persona, pero sus enfoques y metodología son dipsicologia_forense_barcelona_sabadellferents.

El objetivo de la psicología forense es proporcionar a los procesos judiciales unos principios, técnicas e instrumentos psicológicos que permitan una valoración rigurosa y objetiva de la conducta humana y pueda ayudar al juez a dictar sentencias y atender las diversas necesidades.

El trabajo del psicólogo forense como experto asesor en procesos legales es un trabajo clínico y diagnóstico en el que emite un juicio profesional sobre una cuestión en concreto. El informe pericial elaborado por el psicólogo forense es un documento escrito en el que el perito expone sus consideraciones y conclusiones sobre los hechos que han sido objeto de la pericia. Posteriormente, el perito deberá ratificar el informe verbalmente en presencia judicial.

 

Psicología Forense en casos de derecho de familia

Los casos en los que interviene el psicólogo forense en derecho de familia son los siguientes:

Guarda y custodia de menores
Establecimiento de régimen de visitas y seguimiento del mismo
Valoración de posibles efectos psicológicos de la separación o divorcio (síndrome de alienación parental, conflicto de lealtades, cisma marital)

Describimos brevemente estas últimas cuestiones:

Síndrome de alienación parental: desorden que surge en el contexto de disputas legales sobre la custodia de los hijos. Se trata de una campaña de denigración del hijo hacia uno de los progenitores, sin ningún tipo de justificación, es decir, que uno de los progenitores condiciona negativamente la visión del otro, sin una razón real. El hijo está preocupado por ver a uno de los progenitores como totalmente bueno y el otro como totalmente malo.

Conflicto de lealtades: se trata de una dinámica familiar en que la lealtad hacia uno de los padres implica la deslealtad hacia el otro. El resultado suele ser una lealtad escindida, donde se asume incondicionalmente la lealtad hacia uno de los progenitores en detrimento del vínculo con el otro progenitor.

Cismo marital: en esta situación cada uno de los miembros de la pareja se dedica a desprestigiar al otro delante de los hijos, creando enfrentamientos familiares en los que los niños participan activamente.

Estás interesado en nuestros servicios de psicología forense o tienes alguna duda? No dudes en contactar con nosotros
[contact-form-7 404 "Not Found"]